Jamón Ibérico Denominación de Origen de Extremadura

Pata de Jamón ibérica de Bellota denominación de origen de Extremadura. Exquisitez para el paladar que lo convierte en uno de los grandes placeres gastronómicos de nuestro país. El jamón de bellota de Hacienda el Vedado es curado con esmero y tradición para ofrecer al consumidor, un sabor y textura únicos.

Tamaño/peso aproximado de la pieza: 7,5 – 9,5 Kg

Desde: 315,00

Limpiar

Cada pata de jamón Ibérico de Hacienda el vedado es una pieza única e irrepetible. Nuestro jamón procede de los cuartos traseros de cerdos ibéricos seleccionados y alimentados a base de bellotas de dehesas extremeñas. Esta selección y cuidado en la alimentación de los cerdos ibéricos es lo que nos otorga la certificación de calidad y denominación de origen de Extremadura.
Morfológicamente hablando, nuestras patas de Jamón ibérico de Bellota Denominación de origen Extremadura cuentan con características muy marcadas visualmente, se tratan de piezas estilizadas y de caña fina lo cual es una característica de los cerdos ibéricos de pura raza. Otra característica distintiva es el alargado de la pezuña la cual evidentemente debe estar desgastada y de color negra.
Respecto al Jamón de Bellota, destaca su sabor y textura obtenidos por la infiltración de grasa o grasa intramuscular. Esta grasa crea un veteado en el jamón ibérico Denominación de Origen de Extremadura muy característico y precisamente es lo que en ocasiones lo diferencia de jamones de peor calidad. Esta grasa es la que le aporta jugosidad a la parte magra del jamón. Además cabe destacar que hasta un 70% de estas grasas son insaturadas lo que significa que no son perjudiciales para el sistema cardiovascular.
Nuestro jamón ibérico de bellota cuenta con el etiquetado negro, lo que certifica que los cerdos de los cuales se obtiene nuestro jamón ibérico de bellota son de raza 100% ibérica y que además han estado alimentados a base de pastos naturales y bellota. Estos jamones son los únicos que pueden denominarse de “Pata Negra”.

Recomendaciones de consumo:
Quizás uno de los puntos más importantes en el consumo de un producto tan exclusivo y exquisito como el jamón ibérico de bellota es su corte. El jamón debe cortarse con cariño y esmero para conseguir que cada loncha cuente con las siguientes características:
– Las lonchas deben medir entre 2 y 3 centímetros de ancho para que cada una pueda ser introducida en la boca de una sola vez y ser degusta entre nuestra lengua y paladar.
– Cada loncha debe poseer grasa además de carne ya que esta será la encargada de proporcionar jugosidad a la loncha.
– El grosor de cada loncha de jamona ibérico de bellota debe ser fino y uniforme, es decir que no tenga escalones. Esto es un aspecto muy importante en el loncheado ya que una loncha demasiado gruesa impedirá que durante la degustación, el jamón se deshaga en la boca del consumidor.
Una vez obtenidas las lonchas del Jamón, estas deben dejarse reposar en el plato durante varios minutos. También es importante destacar que el jamón debe consumirse a temperatura ambiente a poder ser entre unos 21-25 grados, de esta manera se podrá apreciar mejor su matices más ocultos.
Aunque el jamón ibérico de bellota puede ser usado como acompañamiento o condimento de otros alimentos o platos gastronómicos, lo ideal es consumirlo solo pará así disfrutar al máximo su sabor, matices jugosidad y textura.

Peso

7,5kg, 8kg, 8,5kg, 9kg, 9,5kg

Ir arriba