Queso en Manteca Ibérica

El queso de oveja en manteca está elaborado con leche de oveja cruda lo que significa que el proceso de elaboración se realiza siguiendo pasos artesanales y tradicionales en los que la leche no es alterada. El queso es untado en manteca de cerdo ibérico para darle un toque personal. Gracias a la leche de oveja y a la manteca, conseguimos usar matices muy característicos.

Tamaño/peso aproximado de la pieza: 250 g – 775 g

8,15

El queso de oveja en manteca de Haciendo el Vedado se caracteriza por su personalidad y sabor potente. El queso se elabora mediante métodos artesanal y tradicional con leche no pasteurizada lo que significa que la leche no es modifica a altas temperaturas. Esto permite mantener las características y sabor de la leche y por lo tanto conseguir sabores y matices más intensos.
La elaboración del queso de oveja en manteca se realiza bajo supervisión y controles exhaustivos, iguales o más estrictos que los quesos de leche pasteurizada. Esto significa que nuestros quesos cumplen con toda la normativas sanitarias, tanto europeas como españolas que certifican que pueden ser consumidos sin ningún tipo de riesgo. Es recomendable hacer énfasis en esta apreciación ya que muchos consumidores suelen tener prejuicios inundados sobre los quesos elaborados con leche cruda.
Una vez que el queso es elaborado es untado en manteca de cerdo ibérico, esto proporcionará un toque especifico al queso de oveja. Nuestros quesos son curado y mimados lentamente. Este periodo de curado hace que el queso adquiera un sabor ligeramente ácido que en algún momento puede describirse como picante. Por otro lado el estos matices y sabores no suelen ser uniformes por lo que cada trozo de queso puede contar con su propia personalidad.
En Hacienda el Vedado, la única forma de obtener la excelencia es mediante la utilización de las mejores materias primas y precisamente este es el secreto de nuestro queso de oveja en manteca. La cría y la alimentación de las ovejas es cuidada con esmero para así conseguir la mejor calidad de nuestro queso.

Recomendaciones de consumo y maridaje:
El queso debe almacenarse en un lugar fresco y sin mucha humedad. Debe consumirse crudo y a temperatura ambiente por lo general cortado en trozos en forma de cuña. No debe exponerse a altas temperaturas ya que el queso sudará perdiendo su mantecosidad y endureciéndose.
Para los amantes del vino, deben saber que con este manjar, puede usarse vinos Crianza elaborados con uvas Garnachas, Cabernet, Sauvignon y Mazuela.

Detalles e ingredientes:
Leche cruda de oveja, sal, fermentos lácteos, Lisozima de huevo (conservador E-1105), cuajo animal y en corteza manteca de cerdo ibérico. Corteza no comestible (conservador E235).

Peso

775g

Ir arriba